Facebook Twitter Google +1     Admin

Doctor Glas. Hjalmar Söderberg (1905).

20181018082617-dg00.jpg

La puntuación asignada a este libro ha sido:

87.5878576.5746.587Nota media: 6.9
18/10/2018 08:26 exlibriscl ;?>

Comentarios » Ir a formulario

gravatar.comAutor: José Luis Casado

Dr. Glas (H. Söderberg)

Calificación = 7

Vitriolo puro.
Interesante reflexión sobre la no identidad de los conceptos moralidad y justicia. Asesinar puede no ser moral, pero sí justo. El razonamiento sobre ello (pag. 98) puede que sea un sofisma, pero está muy bien elaborado.
Raro ver una novela en que el protagonista varón sea virgen, más si está escrita en primera persona que puede inducir a creer que es autobiográfica. El autor demuestra mucho valor afrontando este riesgo pues en una sociedad varonil (no quiero decir machista) en que “no haberse comido una rosca” con 30 años está pero visto que ser un asesino.
Me resulta familiar el sentimiento que tiene Glass respecto a las mujeres amadas o, simplemente, que le atraen. Las desea si no platónicamente, sí sólo hasta la caricia y el beso. Para Dr. Glass, a la “suerte suprema” que se diría en le mundo taurino le tiene miedo e incluso le repugna (“no puede ser que la materialización física del amor se realice mediante órganos destinados a evacuar desperdicios”). Y digo que me resulta familiar porque creo haber experimentado sentimientos similares en los albores de mi pubertad. Creo que era debido al la educación familiar y religiosa muy pacata de la época. Sin embargo, es más extraño en Dr. Glass, ya hombre, sin moral religiosa. ¿Complejos? ¿Represión? ¿Sexualidad hermafrodita?
“Klas Recke… nunca ha tenido que elegir entre el hambre y la carne podrida” pag. 35. Nuevamente incide en el asco que le da la fornicación, en este caso utilizar prostitutas para saciar el deseo.
Miss Gregorious: “La voluntad de Dios es lo más opuesto a nuestra propia voluntad”
Aromántico. Cuando alguien habla de la belleza de la naturaleza del archipiélago, está pensando en otra cosa: en ir de peca, navegar, retozar en la hierba (pág. 53). Las estrellas no sirven ni para dar luz 8pag. 78).
Asocial. Es un solitario que le gusta pasear por la ciudad porque está rodeado de gente desconocida para no tener que hablar con ella (pág. 54)
Provocación. En su función de curar: Suicidio, pobreza, enfermedad… ¿cuánto material humano inútil y desesperadamente estropeado habré contribuido a conservar? (Pág. 72)
El hombre busca el placer, no la felicidad. (Pag. 98)
No entiendo las reflexiones filosóficas de Dr. Glas al final del libro. Ni qué le impide acercarse a su amada ya libre del marido y abandonada por su amante.

Fecha: 21/02/2019 12:10.


Añadir un comentario



No será mostrado.





Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris