Facebook Twitter Google +1     Admin

Fahrenheit 451. Ray Bradbury.

20141023184121-f40.jpg

Este libro lo hemos puntuado con 5,7, en este caso con dos suspensos (4 y 4,5).

Creo que hubo acuerdo entre los asistentes a esta reunión: el libro no está bien escrito, se nota mucho que se intenta engordar una idea original pero corta.  Algunos fragmentos son buenos, algunas metáforas acertadas pero en general es pobre.

Pero, por otro lado, tenemos la idea. El tema resulta ahora totalmente vigente: el control de los medios, la censura de la información (o su manipulación), la alienación de la gente frente a la tele, la televisión basura…

20111006080917-linea.jpg

Algunas distopías literarias y cinematográficas.

Trailer original de la película de Francois Truffaut (1966)

Cómo pasar de grados fahrenheit a centígrados.

23/10/2014 18:41 exlibriscl ;?>

Comentarios » Ir a formulario



gravatar.comAutor: Zaida

En referencia al enlace con el artículo de El País sobre distopías, el autor comete varios fallos. Primero: "La metamorfosis" de Kafka no es una distopía, porque no nos propone un modelo de sociedad. Segundo y bastante grave: "1984" NO ES DE WELLS... es una novela de Orwell. Supongo que ese artículo lo haría un becario por 5€ las 200 palabras...

Fecha: 09/11/2014 12:42.


gravatar.comAutor: Inma

Este comentario, no es mío, es de José Manuel Frías, que lo ha querido compartir con nosotros: Delirante. Ese sería un buen adjetivo para describir "Fahrenheit 451", obra premonitoria y apocalíptica que fue condenada oficialmente en sus inicios, y que fue gestada por Ray Bradbury para criticar la censura de libros en Estados Unidos a principio de los cincuenta del pasado siglo, y la quema de los mismos en la Alemania nazi en 1933. Un libro que defiende a los libros, y que rema a favor de la libertad de expresión y la cultura como antídoto contra lo grotesco y lo vulgar de una sociedad desnaturalizada.

El título hace referencia a la temperatura (escala de Fahrenheit) en la que se inflama y arde el papel de los libros. La trama nos presenta una sociedad distópica en la que los bomberos no apagan fuegos, sino que, bajo órdenes de los gobiernos, queman libros. Montag es uno de esos bomberos, pero un día descubre el error que supone su trabajo, y se rebela contra todos poniendo en riesgo su vida.

El mundo que soñó Bradbury es el mundo en el que vivimos, aunque no necesitamos bomberos ni queroseno que quemen los libros de nuestra sociedad. Es la propia sociedad, idiotizada y adoctrinada en lo banal principalmente por una televisión chabacana y de mal gusto, la que no lee.

Yo me uno a Montag como ser excluido de este perverso sistema, y amo las bibliotecas y los libros. ¿Y tú?

Fecha: 03/12/2014 22:13.


Añadir un comentario



No será mostrado.





Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris