Facebook Twitter Google +1     Admin

El ladrón y los perros. Nayib Mahfuz.1961.

20080519200432-naguib-mahfouz.jpg

El ladrón y los perros es una obra poco extensa en la que su autor nos cuenta cómo se desarrollan los últimos días de la vida del protagonista, desde que sale de la cárcel donde estuvo recluido durante cuatro años.
Es una historia triste, de traiciones, de pobreza, de desamor y de infelicidad, que sirve para hacer crítica social y darnos a conocer la vida de la ciudad en la que trascurre, El Cairo.

 El relato resulta sofocante desde el comienzo. Al describir la ciudad, nos habla de “polvo asfixiante, calor insoportable”, callejones, olor hediondo…  Casi toda la obra discurre de noche, su protagonista solo vive en la oscuridad para intentar escapar de su inevitable destino y gran parte de ella es un largo monólogo por el que desfilan todos los hechos que han jalonado su vida, pasando de héroe a villano, y que sirven para someter la religión y la política a una profunda crítica así como la amistad y en general las relaciones humanas.

Nayib Mahfuz fue un  escritor prolífico y muy longevo (murió a los 94 años). Nos ha dejado casi 50 novelas, más de 80 relatos de ficción, obras de teatro, cuentos cortos, cientos de trabajos periodísticos y una treintena de guiones cinematográficos. También se interesó por la arquitectura, la escultura, la fotografía y la música.

Su salud comenzó a deteriorarse en 1994, a raíz del atentado que sufrió por parte de integristas islámicos al considerar que su obra era una blasfemia contra la religión musulmana. A partir de ese momento, y debido a las secuelas (daños en la vista y oído, parálisis en brazo derecho), aprendió a escribir con la mano izquierda (de esta época datan unos relatos muy breves al estilo de los haikus japoneses publicados con el nombre de “sueños de convalecencia”) y posteriormente se vio obligado a dictar.
Más tarde (1996) fue declarado “hereje” y sentenciado a muerte. Desde entonces se mantuvo casi recluido en su casa. saliendo muy poco y siempre con la protección de la policía.

En 1998 se le concedió el premio Nobel, siendo así el primer escritor en lengua árabe en recibirlo.
También fue candidato al Príncipe de Asturias en el 2000.
Es considerado como el mayor cronista del Egipto moderno y “padre de la prosa árabe”.

Mercedes

19/05/2008 20:04 exlibriscl ;?>

Comentarios » Ir a formulario



No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.





Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris